106

2023 |
Estados Unidos

Boston Strangler

El estrangulador de Boston

Director: Matt Ruskin
Reparto: Carrie Coon, Chris Cooper, Keira Knightley
Periodismo como tema: Central
star
IMDB: 6,5/10 |
Letterdbox: 3,1/5

Plataformas donde mirarla en tu país:

Dos periodistas trabajan el famoso caso de un asesino serial que aterrorizó a las mujeres en Boston en los años sesenta.
Boston, principios de la década del sesenta. Loretta McLaughlin (Keira Knightley) trabaja como redactora en la sección de “Estilo de vida” del Record American, pero su verdadera pasión son los casos policiales. Su editor, Jack Maclaine (Chris Cooper), se niega a asignarle el tipo de notas que Loretta quiere debido a su falta de experiencia cubriendo homicidios. “¿Cómo voy a tener experiencia si no me das una oportunidad?”, responde ella.

Todo cambia cuando tres mujeres mayores aparecen estranguladas y atacadas y Loretta logra probar que todos los crímenes siguen el mismo patrón, sugiriendo la existencia de un asesino serial en la ciudad. Su nota se imprime en primera plana, redactora y editor brindan por el gran trabajo... The end? Claro que no. El departamento de policía está furioso. El comisario se presenta en la redacción, pide hablar con el editor y desmiente prácticamente todo lo publicado. La dirección del periódico, temerosa, vuelve sobre sus pasos y decide no darle seguimiento a la historia. Hasta que un nuevo crimen conmociona a Boston y el caso del asesino serial vuelve a activarse.

El film sigue todos los pasos del procedural, el nombre que reciben las historias que hacen un tratamiento detallado y realista de los procedimientos profesionales, en este caso más periodísticos que policiales. La policía de Boston quiere cerrar el caso a toda costa, lo cual lo enfrenta a la prensa pero también a otros departamentos de policía, mientras que Loretta y su compañera Jean Cole (Carrie Coon) se niegan a abandonar el tema. El film tematiza el sexismo con el que se encontraban las cronistas. Por un lado, sus notas siempre podían ser tachadas como fabulaciones de “dos chicas” que no saben nada sobre cómo trabajan las fuerzas de seguridad. Por el otro, se muestra la tensión entre vida profesional y vida privada -que en el caso de Loretta se manifestaba en un creciente distanciamiento de su esposo James (Morgan Spector)- ya que estas mujeres pasaban mucho tiempo fuera de sus hogares y se esperaba que fueran ellas quienes se ocuparan de sus hijos.

Basada en una historia real, Boston Strangler sigue los pasos de otros procedurals periodísticos como All The President's Men (1976) o Spotlight (2015), aunque el punto de contacto más obvio por el caso tratado es Zodiac (2007), también protagonizada por un periodista de otra sección que se interesa por una serie de crímenes sin resolver. Se estrenó directamente en plataformas de streaming y en general tuvo críticas poco entusiastas. “Un director como Jonathan Demme o David Fincher se habría lanzado a la yugular con este tipo de material, pero el guionista y director Matt Ruskin parece un poco recatado y mantiene todo en el lado correcto del gusto contemporáneo. Falta la sensación de miedo, y eso se siente”, escribió Peter Bradshaw en The Guardian.

Manuel Barrientos y Federico Poore