1979 |
Estados Unidos

The Electric Horseman

El jinete eléctrico

Director: Sydney Pollack
Reparto: Jane Fonda, Robert Redford, Valerie Perrine
Periodismo como tema: Intermedio
star
IMDB: 6,4/10 |
Letterdbox: 3,2/5

N Oscar

Plataformas donde mirarla en tu país:

Una estrella del rodeo que ya ha pasado por su mejor momento roba el caballo de su compañía y cabalga hacia el desierto. Lo acompaña una aguerrida reportera.

La magistral secuencia de títulos sintetiza la historia de un ocaso: Sonny Steele (Robert Redford) fue cinco veces campeón mundial de rodeos, tapa de revistas y hasta llegó a actuar en el Madison Square Garden, pero ahora pasa sus días como la cara de los cereales de una gran empresa que se ha expandido a diversos rubros. Cansado, alcohólico, no quiere cumplir más con los múltiples compromisos a los que está obligado por su patrocinador. Llega tarde, se cae de su caballo, hasta es reemplazado por un doble, sin que el público note la diferencia.
Una gigantografía del ex campeón llega a Las Vegas, y un poco más tarde hasta el propio Steele también. La empresa está al borde de cerrar una fusión a gran escala y quieren impactar a sus nuevos socios con un espectáculo multiestelar que incluye entre sus atractivos a nuestro jinete enfundado en un traje con luces intermitentes sobre el caballo de carreras más valioso del mercado ecuestre.

La crisis existencial de Steele termina de explotar en la rueda de prensa. Luego de llegar tarde y alcoholizado, tanto él como la empresa tratan de que su presencia pase desapercibida. Pero la desafiante presentadora de televisión Hallie Martin (Jane Fonda) decide meter el dedo en la llaga; más aún si la empresa patrocinadora le pide que no le haga preguntas al jinete.
El agobio se potencia cuando Steele constata que el caballo que debe montar ha sido dopado para que pueda participar en el show. Así, decide romper con todo y sale con su caballo por entre medio de los pasillos del casino rumbo al desierto, en busca de la libertad, tanto del caballo como del jinete.

Mientras la empresa pone en marcha una campaña de desprestigio y lo acusa de ladrón y extorsionador, aprovechando los millones de dólares que gasta en publicidad en los medios que cubren la noticia, Hallie es la única que intenta acercarse y conocer la versión de Steele, en un primer momento más por el deseo de obtener una gran exclusiva que por la lucha antisistema del jinete.

Alegato ambientalista y animalista, The Electric Horseman representó el regreso al cine de Robert Redford luego de una ausencia de tres años y tuvo un buen paso por las boleterías de Estados Unidos. Fue el debut como actor del músico country Willie Nelson, quien también interpretó cinco canciones para la banda sonora. Pollack volvió a abordar el rol de los medios en su siguiente película, Absence of Malice (1981).

Manuel Barrientos y Federico Poore